Ventajas del uso de impresoras 3D para maquetas de arquitectura

Durante la fase de proyección de un nuevo edificio arquitectónico, surge la necesidad de fabricar una maqueta 3D. Disponer de impresoras 3D para maquetas en arquitectura permite a las personas involucradas tomar decisiones visualizando el modelo a escala con mayor realismo que sobre planos, o incluso maquetas virtuales.
El proyecto que os presentamos en estas fotografías se realizó para un conocido estudio de arquitectos con la intención de hacerlo llevar a Burkina Faso, donde se pretendía la construcción del conjunto arquitectónico formado por casas ecoeficientes, de diversas tipologías adaptadas a las necesidades locales, además de las construcciones de usos auxiliares.

impresion 3d cer´ámica

Con la fabricación de esta maqueta 3D la comunicación con el cliente se vio muy favorecida facilitando incluso la venta. Una maqueta de arquitectura es también un elemento indispensable para la gestión del proyecto entre arquitectos, ingenieros y contratistas. Los beneficios que aportó al estudio de arquitectos fueron:

  • Los clientes interpretaron una idea más realista del conjunto arquitectónico, distribución, zonas anexas, etc.
  • La maqueta por impresión 3D se fabricó más rápidamente que la tradicional.
  • Fue posible utilizar muchos materiales en colores distintos.
  • Permite rediseñar fácilmente, volver a producir y versionar la maqueta en plazos de tiempo y costes pequeños.
  • El coste de fabricación no es alto.
  • Permite la fabricación en serie.
  • Facilita la libertad geométrica.
impresion 3d cer´ámica

¿Cómo se obtiene el modelo para imprimir una maqueta 3D para arquitectura?

Actualmente, los potentes programas para el modelado de información de construcción (BIM, Building Information Modeling), son un tipo de software que produce el modelo del edificio, que abarca la geometría, las relaciones espaciales, información geográfica, y un largo de características necesarias para su construcción pero, no permiten obtener el modelo válido para fabricar la maqueta 3D para imprimir en una impresora 3D.

En resumen, para la obtención del modelo conviene tener en cuenta:

  • El rediseño con reinterpretación de un archivo BIM es indispensable.
  • División del modelo para la reducción de estructuras de soportes y tiempos de fabricación.

El motivo es claro, al producirse el escalado para la reducción del tamaño, los elementos arquitectónicos disminuyen tanto que no producen partes imprimibles. Por ejemplo, una división interior pasaría a tener un espesor de 2 a 5 centésimas de milímetros, el marco de una ventana mediría algunas micras; en definitiva, no son fabricables por impresión 3D.

Ante esta dificultad, no cabe otra que diseñar el edificio desde cero, o rediseñar una exportación del mismo desde un programa BIM. En cualquiera de los casos habrá que reinterpretar, rediseñando, los elementos ínfimamente pequeños.
Además de lo comentado anteriormente, también conviene prestar atención a la cantidad de soportes necesarios para la impresión de la maqueta. Los soportes producen superficies rugosas que deslucen la pieza. Aunque a priori pueda parecer complejo, un análisis de la geometría sugerirá por donde dividir el modelo en varias partes, de forma que permitan imprimirse por separado y sin estructuras de soportes.
Cabe también indicar que, la división del modelo por partes reduce o elimina soportes bajando considerablemente el tiempo de fabricación, siendo por tanto menos costoso de producir.

escaneado 3d

¿Qué impresora 3D para maquetas debe tener un estudio de arquitectura?

La mejor impresora 3D para arquitectos, según nuestra experiencia sería aquella que cumpliera las siguientes características:

  • Volumen de impresión: El volumen de impresión va a determinar el tamaño máximo de las piezas que van a imprimirse de un solo cuerpo. Como hemos indicado anteriormente, conviene dividir los modelos con la intención de reducir soportes y tiempos de fabricación. Con esta máxima, un volumen de impresión grande no es un requisito importante en una impresora para un estudio de arquitectura. Consideramos prudente unas dimensiones de 20x20cm aproximadamente.
  • Precisión: Esta si es una característica enormemente importante en la elección de la impresora 3D. Suponiendo que estas máquinas van a fabricar partes muy pequeñas, conviene que sean máquinas de cierto valor para conseguir detalles precisos. Las impresoras 3D tipo maker no son las más aconsejables.
  • Repetitividad: Son habituales los errores de impresión en máquinas de rangos no profesionales. Aconsejamos disponer de buenos equipos que produzcan piezas sin fallos después de unas largas horas de trabajo, de lo contrario, el trabajo puede ser decepcionante.
  • Material: La mayoría de las impresoras 3D de uso profesional disponen de capacidad para el uso de innumerables materiales, no obstante, el PLA se erige como uno de los mejores para imprimir maquetas en 3D ya que no necesita de grandes conocimiento para su correcto uso.
  • Generación de Gcode: Disponer de impresoras 3d para maquetas de reconocido prestigio, es señal también de buenos servicios postventa, tales como soporte técnico y servicios de atención al cliente.

No obstante, si el estudio es pequeño, y no tiene capacidad para producir cientos de piezas en pocos días puede acudir a nuestros servicios de diseño y fabricación por impresión 3D.

escaneado 3d

DATOS DE CONTACTO

  • 606 85 61 24

  • info@ingenieria3ddigital.es

  • Avda. Alcalde Luis Uruñuela 6, Edificio Congreso, Mod. 424

    41020 Sevilla

HORARIO DE OFICINA

Lunes a Jueves8:00 – 14:00 y de 16:00 – 20:00
Viernes8:00 – 14:00
Sábados

TRABAJAMOS A NIVEL NACIONAL

Fabricamos para toda España. Envíos en 24/48h.

Haga su consulta ahora. Nuestro equipo le responderá de manera inmediata